puente de nikko

Nikko, una excursión a la naturaleza cerca de Tokio

En Nikko se encuentra el puente Shinkyo y el Santuario Toshogu

Nikko es sin duda una de las excursiones que más cotizan entre los turistas que están pasando unos días en Tokio, y es que este pueblo en plena naturaleza se encuentra bastante cerca de la capital de Japón. Sin embargo, Nikko no se conoce sólo por sus montañas, sino también por el santuario de Toshogu y un acercamiento a las tradiciones del país, ya que justo allí podemos observar la rutina de los monjes.

Qué ver en Nikko

Como hemos dicho, Nikko es un pueblo pequeño que cuenta con el parque nacional a su alrededor. Normalmente esta excursión se hace en un día, pero nosotros aconsejamos hacer noche si nos da tiempo a ello porque son muchas las rutas de senderismo que podremos hacer, al igual que tampoco serán pocas las visitas a templos imprescindibles que no nos podemos perder.

nikko

Cabe destacar que desde la propia estación de tren se puede coger el autobús que nos lleva a los distintos puntos turísticos más importantes, pero nosotros aconsejamos hacerlo andando desde el principio para además, ver los establecimientos y restaurantes en los que podamos comer o cenar luego, si se da el caso.

El puente Shinkyo

Nada más salir de la estación y a mano derecha, empezamos nuestra andadura y aunque queda un buen tramo, nos empezaremos a encontrar con los destinos más importantes de Nikko:Lo primero será hacernos una foto en el más que conocido puente de Shinkyo. Es imposible que no hayáis visto una foto de Nikko sin que salga este lugar. Es uno de los puentes más bonitos de Japón, aunque os avisamos de que la propia foto se hace desde otro puente donde transitan vehículos (ya que está justo al final del pueblo) y pierde mucho la magia del momento.

puente nikko

Además, ya no es gratuito cruzar por este puente, algo que cuesta ahora 300 yenes. Una pena para una construcción del año 1600 y que se podía cruzar libremente desde el 2000.

Santuario Toshogu

Viajar a Japón y no visitar el santuario Toshogu debería ser calificado como un crimen. Podemos asegurar que es uno de los lugares más bonitos de Japón y el lugar más conocido de Nikko. Se trata del santuario sintoísta más importante de la zona, construido en 1636 por el primer shogun.

nikko

A pesar de ser un santuario sintoísta, podemos apreciar varios elementos budistas, siendo el que más llama la atención la pagoda, el gran torii hecho de granito o la puerta Niomon, lugar por el que se accede a este templo.

templo nikko

Para acceder al templo, es necesario hacernos con las entradas, como suele ser habitual en este tipo de templos. Una curiosidad son los tres monos sabios que se están tapando la boca, los ojos y los oídos.

Templo Rinnoji

Cuando nosotros estuvimos en este templo en el 2017 se encontraba en obras, pero se podía acceder al interior. Es sin duda otro templo que no nos podemos perder si queremos observar las estatuas de madera que hay en el salón Sanbutsudo y que, además, están lacadas en oro.

Parque Nacional de Nikko y ruta Kanman

Son muchos los caminos que nos llevan a distintos templos cuando hacemos rutas en el Parque Nacional de Nikko. Una de ellas, por ejemplo, es la ruta Kanman, la cual nos llevará por distintos templos pequeños, bonitos y además gratuitos.

Una de las cosas que ver durante esta ruta, aparte del templo Jokoji, son las estatuas de piedra de Juzo. Son los protectores de los fallecidos y cuentan con gorros de lana rojos. Muy curioso de ver.

nikko

Dónde comer en Nikko

Cuando nosotros visitamos Nikko fuimos directos a uno de los restaurantes que se encuentran subiendo la calle que te lleva hasta el puente Shinkyo y al resto de rutas. Se trata del Hippari Dako, un lugar donde comer ramen, yakisobas y platos tradicionales a un precio reducido y donde, además, existe una pared recubierta de post-its de viajeros que han pasado por el lugar y han querido dejar un comentario.

Cabe destacar que este restaurante lo encontraréis como uno de los mejores valorados en la guía Lonely Planet y en TripAdvisor. No es que hagamos publicidad de estas empresas, simplemente es por reafirmar que se trata de una buena elección a la hora de dónde ir a comer en Nikko.

Cómo llegar a Nikko

Llegar a Nikko desde Tokio en tren es sin duda la mejor forma de hacerlo. Además, el trayecto está completamente cubierto por el JR Pass. Debemos advertir que hay que hacer un cambio de un tren a otro, ya que no es directo:

  1. Coger un Shinkansen en la estación de Tokio o Ueno hasta Utsunomiya. Son 50 minutos de trayecto aproximadamente.
  2. Una vez en Utsunomiya, cambiar a JR Nikko hasta la estación de Nikko, que son otros 50 minutos más. Una vez allí podréis escoger si ir hasta las rutas en pie o coger los autobuses locales.

Es importante tener en cuenta que si no se tiene el Japan Rail Pass, el trayecto hasta Nikko puede salir bastante caro por persona, aproximadamente unos 21 euros con salida desde Asakusa.

Más artículos
akihabara
Akihabara, qué ver en el barrio más eléctrónico de Tokio